MODELO DE GESTIÓN

El modelo de gestión de la variedad Orri se fundamenta en unas estrictas condiciones de regularización, la limitación de autorizaciones para sublicencias de explotación, generando así mayores ingresos para los productores, y en la implantación de un sistema de etiquetado de la fruta proveniente de las explotaciones sublicenciadas.

gestion01

Trámite de licencias

Recientemente se ha llevado a cabo un proceso de regularización voluntaria de explotaciones ya existentes de la variedad Orri, que habían sido establecidas sin el consentimiento expreso de su titular. Para ello, se plasmaron las condiciones en un acuerdo marco entre el obtentor (ARO), el licenciatario master de la variedad (TEO) y AVA-ASAJA, que consistía en que para poder optar a dicha regularización las plantas debían de ser anteriores a marzo de 2013, la solicitud se debía tramitar a través de AVA-ASAJA la cual comprobaría el cumplimiento de la condición anterior y se debía hacer frente al pago del royalty de la variedad que ascendía a 60€ por planta.

Información relativa a la producción estimada y definitiva de la variedad

A día de hoy, la variedad Orri es la variedad más preciada en el mercado y por tanto la más cotizada, lo cual se explica gracias a su excelente calidad, que permite comercializarla como fruta Premium, y a un estricto control de las producciones, llevado a cabo por la asociación de productores de la variedad, Orri Running Committee. En cifras esto se ha traducido en una producción estimada de 26.000.000 Kgs durante la campaña 2016. El precio medio aproximado de venta en campo ha fluctuado entre 0,8 y 1,10€ por Kg con un precio medio de venta al público que ha rondado los 3,6 €/Kg. Esto ha supuesto un volumen de facturación de 93,6 millones de euros. En el momento en que los árboles estén a pleno rendimiento se prevé una producción cercana a 80 millones de kg que a un PVP de 3€ supondría una facturación total de 240 millones de €.

gestion02

gestion03

Sistema de identificación

El objetivo del sistema de identificación de la fruta Orri licenciada es, por un lado identificar y garantizar el origen legítimo de dicha fruta (de árboles licenciados) y por otro financiar la asociación Orri Running Committee,  mediante el pago de unos céntimos por Kg de la producción.

La existencia de un sistema de identificación no supone ninguna limitación a la plena libertad de comercialización de la fruta de la variedad Orri, por lo que tanto los productores como los operadores de Orri tienen plena libertad para vender, adquirir y comercializar la fruta Orri licenciada con quien libremente decidan, a través del canal de comercialización que prefieran y con el precio y resto de condiciones que libremente pacten en cada caso.

Para que quede garantizada la confidencialidad, objetividad, independencia, imparcialidad y transparencia del sistema de identificación, tanto la gestión como la supervisión se realiza  por un gestor externo distinto de los productores licenciados, distinto de los operadores de la variedad y distinto del titular de la variedad de mandarino Orri y de TEO.

El gestor externo es elegido por el Orri Running Committee (ORC) de forma imparcial y transparente de entre las entidades que acrediten capacidad y solvencia suficientes para el cumplimiento de las funciones propias del gestor externo. A su vez, el ORC es la entidad responsable del sistema de identificación de la variedad y de su implantación. En caso de que productores, operadores, etiquetadores o cualquiera otro incumpla sus obligaciones derivadas del sistema de identificación el gestor externo no podrá emprender acciones frente a ninguno de ellos, limitándose a informar al ORC para que éste, o en su caso el TEO, ejerzan las acciones legales que correspondan.