Primeras sentencias en la Safor por plantar mandarina Orri sin licencia


Primera sentencia condenatoria orri

Un juzgado de lo mercantil de València obliga a destruir plantaciones en Palma de Gandia, Oliva, Piles y Tavernes de la Valldigna – La empresa que ostenta la patente anuncia más inspecciones

Las acciones ante la justicia emprendidas por la empresa The Enforcement Organization (TEO), que tiene la exclusiva para la plantación de mandarina de la variedad Orri, ha obligado a cortar los naranjos en seis parcelas de la comarca de la Safor que carecían de la licencia para comercializar ese cítrico.

De esas seis parcelas, con cientos de árboles, tres están en el término municipal de Palma de Gandia, y las otras tres en Oliva, Piles y Tavernes de la Valldigna, según ha informado la Asociación de Productores de Mandarina Orri (ORC) en un comunicado

La mandarina Orri, como otras variedades protegidas citrícolas o patentadas, requieren del permiso de la licenciataria que tiene la exclusiva de esa variedad en España. La Orri es un producto surgido de una empresa pública perteneciente al Ministerio de Agricultura de Israel.

Tras detectar los bancales con esa variedad sin que dispongan de la autorización, la ORC anima a los propietarios o productores a regularizar la situación, y solo cuando estos se niegan se emprenden acciones legales ante los tribunales de lo mercantil que, hasta el momento están dando la razón a la empresa y obligan a cortar y destruir los árboles.

Según la ORC, en los últimos meses hasta 3.000 árboles de Orri plantados sin licencia se han destruido en las provincias de Valencia y Castelló, fruto de las más de cien acciones legales emprendidas que han afectado, además de los citados municipios de la Safor, a explotaciones de Alquerías del Niño Perdido, Betxí, Nules, Vila-real, Sagunto y Sollana.

TEO emprendió las primeras acciones legales en 2016, una vez localizadas las fincas donde se producía ilegalmente la variedad. En el período 2017-2018, se emprendieron un total de 108 acciones legales, de las que 92 han sido por explotación ilegal de mandarino Orri, que afectan a unas 172 hectáreas y más de 80.000 árboles en la Comunitat Valenciana, Murcia, Andalucía y Cataluña. TEO también actúa en los tribunales contra los puntos de distribución de esta mandarina. De esas acciones judiciales, 27 lo son por vía penal, al considerar TEO que se ha cometido un delito contra la propiedad industrial, y esta empresa añade que en breve espera nuevas resoluciones de los juzgados de lo mercantil.

Primera sentencia en 2016

La primera sentencia por explotación ilegal de la variedad vegetal protegida Orri se produjo a raíz de una demanda del año 2016 en una parcela de Picassent, y terminó condenando al productor a pagar a TEO una indemnización de 90 euros por árbol por diversos conceptos. Además se obligaba al titular de la explotación a eliminar la variedad y prohibió comercializar la fruta obtenida.

Según señala la ORC, en esta temporada citrícola que acaba de empezar se han reforzado las acciones de control sobre la producción y comercialización de esta variedad mediante la realización de inspecciones periódicas en los principales mercados mayoristas de España entre ellos València, así como en grandes superficies de España, Reino Unido y Francia.

 

Levante-emv.com, 28 de septiembre

Edición papel de La Safor

Primeras sentencias en la Safor por plantar mandarina Orri sin licencia

No hay comentarios

Enviar un comentario

7 + diecinueve =